lunes, 26 de septiembre de 2016

Jugando con Playmobils: diorama de playa


Odio tirar los juguetes, la niña que llevo dentro no me lo permite y acumulo cajas y cajas de juguetes de mis hijos que ya son mayores y no juegan desde hace años. Pero tengo problemas de espacio y a pesar de que he regalado algunos todavía quedan un montón.

Este fin de semana hemos celebrado el cumpleaños de mi sobrina. Cuando me planteé el regalo que iba a hacerle me acordé que unos de sus juguetes favoritos son los Playmobil, así que me puse a buscar entre el buen montón que aún queda en casa y saqué un conjunto que le iba a encantar. Consistía en una playa con puesto de vigilantes, una auto-caravana y un equipo de investigación del fondo marino con varios buzos.
Podía haberlos regalado así sin más, aunque le faltasen algunas piezas para ella iba a ser un regalo estupendo, pero preferí hacer algo que lo hiciera mucho más atractivo y que le ofreciera más posibilidades de juego, así que decidí hacer un diorama con zona de camping, playa y fondo marino.

Para ello utilicé una base de cartón donde marqué la zona aproximada que iba a ocupar cada elemento del juego. Luego era cuestión de darle relieve a las zonas que iban a quedar elevadas marcando el contorno con unas piezas de cartón y rellenando con bolas de papel de periódico arrugadas.Luego se coloca un cartón con la forma de la elevación y se pega muy bien con cinta de carrocero.

En la parte del fondo marino me interesaba hacer una zona que quedase más baja, simulando una pequeña sima donde quería colocar el conjunto marino.Con lo que con un cúter vacié la parte marcada. Después coloqué otro cartón bajo la base para reforzarlo todo y le coloqué unos laterales y una trasera para cerrar el conjunto.

 Ya tenía la base lista para dar cartapesta. Esto consiste en poner recortes de periódico e ir pegándolos con una mezcla de cola blanca y agua, la proporción que yo usé era de una parte de agua por tres de cola. una vez que lo tienes todo forrado de papel de periódico lo dejas secar bien, de un día para otro.



Después viene la fase de pintura. Primero una buena base blanca de pintura acrílica al agua, para que después los colores que quieres poner se vean bien, si aplicas el color sobre la cartapesta es posible que no queden los colores tan brillantes como quieres, por eso es mejor dar una base blanca.

Cuando seque le aplicas el color que quieres, yo le di una base naranja a toda la zona de suelo de arena y de azul celeste a las paredes. Para diferenciar la parte de la superficie de la zona de fondo marino empecé a aplicar diferentes colores, grises, azulados, rojos, simulando corales y plantas(mi hijo decía que parecía un cuadro impresionista), aunque después de colocar los elementos de fondo marino con tanto colorido se veía recargado y se camuflaban algunas de las piezas pequeñas entre tanto color, por lo que decidí darle un toque mucho más azul y creo que queda mejor. Con unos tapones de plástico y unos trocitos de goma eva creé conjuntos de plantas marinas y peces, que complementé con pequeñas conchas y estrellas de mar, también de goma eva y los pegué con silicona caliente en la base.

A la zona de arena para darle texturas punteé con rotuladores de diferentes tonos de marrón, así quedaba mucho mejor.No sabía como hacer la transición de la parte de arena a la parte marina, así que decidí cortar una tira de unos seis u ocho centímetros de bolsa de plástico transparente y probar de simular la espuma de las olas, y me gustó el resultado así que la fijé con unos puntos de silicona.



Ya estaba lista la maqueta para ir colocando los juguetes. Para poder presentarlos y que quedaran bien puestos tuve que pegar cada elemento a la base, pero como los juguetes los van a mover en lugar de silicona utilicé pequeñas bolas de masilla Blu.Tack, que es  reutilizable, flexible, se despega fácilmente y se vuelve a pegar sin problema, aunque la base de plástico de la playa no conseguía que se quedase bien pegada y tuve que darle dos puntos de silicona caliente.
La auto-caravana la he sujetado con unos pequeños alambres a las paredes, así cuando la quieran quitar de la maqueta solo tienen que desenrollar los alambres.

En la parte externa para no dejarla  blanca dibujé unas palmeras en goma eva y un cartel con el nombre del camping.

Me encanta como ha quedado, he disfrutado un montón haciendo el diorama, aunque requiere  unas cuantas horas de trabajo el resultado es espectacular. Casi da pena que usen los juguetes pero al fin y al cabo es para lo que la he hecho.

En la fiesta había unos cuantos niños y no os podéis imaginar el éxito, ha sido el juguete estrella y mi sobrina estaba contentísima con su pedazo de regalo.
Una buena manera de regalar juguetes viejos y que parezcan nuevos, porque los juguetes no se tiran, eso es pecado mortal.
Espero que os guste y os inspire para hacer vuestros propios dioramas. Nos leemos pronto!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...