jueves, 6 de septiembre de 2012

Más turbada que masturbada.

Antes de nada quiero avisar que este post es de dos rombos, que el lenguaje y la temática que se va a tratar no es adecuado para menores y que mejor se vayan a ver la tele y nos dejen a los mayores hablar de las verdades de la vida.


Turbada, soliviantada, escandalizada y avergonzada de una sociedad en la que cualquiera que tenga una actitud sexual normal que se vea expuesto a las redes y tenga que dimitir. 


Por si alguien aún no sabe de qué hablo esta entrada va sobre la noticia que va circulando en la prensa acerca de una concejal de Toledo que hizo un vídeo sexual para el uso y disfrute de su pareja y que por causas que no se saben ha acabado en el youporn. A causa de la difusión del vídeo, de que la prensa se ha hecho eco y para evitar el bochorno de la familia y conocidos, la concejala de motu propio ha presentado la dimisión, que hoy debería ser aceptada o rechazada por el alcalde y el ayuntamiento.


Lo que es una vergüenza es que en pleno siglo XXI, haya que plantearse situaciones como esta, tener que presentar la dimisión por un supuesto escándalo que no es tal. Porque un acto que se hace en la intimidad aunque salga a la luz pública no debe de ninguna manera condicionar la capacidad de una persona para hacer su trabajo
.
Masturbarse no es indecente, indecente es dejar a la gente sin recursos, retirar ayudas económicas al que depende de ellas para la supervivencia por unos ajustes económicos crueles y despóticos, del que es objetivo el cuidadano de a pie, y  no los gobernantes y gentes que cuentan con abundantes recursos.

Indecente es la doble moral que juzga a los demás por sus actitudes sexuales y es incapaz de hacer un ejercicio de arrepentimiento y de condena ante los casos de pederastia y abuso que tienen en su propia casa (creo que no hace falta que diga que hablo de la iglesia, pero por si acaso ya lo digo).

Masturbarse es un acto de amor para con uno mismo. Tiene muchísimas ventajas y muy pocas contraindicaciones. Ayuda a controlar la ansiedad,  ayuda a mantener el equilibrio psíquico-emocional, es un ejercicio cardiosaludable, regula la presión arterial, mejora la circulación y ayuda a conciliar el sueño. La practicamos desde que somos fetos dentro del seno materno cuando aún estamos exentos de normas sociales y morales. Las contraindicaciones tienen más que ver con el abuso que con el uso pues eso es como todo, si te pasas la vida dándole "vidilla" al miembro como poco acabarás irritado, extenuado y en casos fatales muerto.
Pero no hay nada malo en poner en práctica una necesidad fisiológica, que es como comer, defecar, orinar o sudar. Sólo que da más placer. El sexo es bueno, sea en solitario, en pareja , en grupo o con una cabra (siempre que ésta consienta, claro) y mientras no se haga nada ilegal no tiene porqué repercutir en nuestro trabajo, entendería la dimisión si en un pleno municipal la señora se despatarra para meter su mano dentro del tanga, pero no es el caso.

 Hace unos días también leí acerca de una política brasileña que había dimitido porque un vídeo sexual con su pareja había salido a la luz.Y es que lo que no acabo de entender es que estos vídeos acaben decidiendo la vida política de nadie.Y menos que acaben siendo del dominio público cuando son hechos que ocurren en la intimidad de sus alcobas. La traición dentro del domicilio empieza a ser escandalosa, o los hackers tienen muy mala leche.


O sea que menos escandalizarnos por ver a una señora, por cierto guapísima, haciéndose un dedo, y seamos como Torrente, hagámonos unas pajillas, seguro que si lo hiciéramos más a menudo seríamos más felices.

Con esto quiero dar mi apoyo a la concejala de los Yébenes y animarla a que siga masturbándose cuando le plazca, que eso es síntoma de felicidad y normalidad. Follemos más y jodamos menos.




Fotos extraídas de Google.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

PINTEREST