sábado, 2 de febrero de 2013

De la indignación a la furia

Y es que tal como está  el patio es lo normal. Llevamos unas semanas/meses donde se van destapando casos de corrupción, uno tras otro en el ámbito político y empresarial que están colmando la paciencia de todos. Esto no hay Santo
Job que lo resista.
Que si Urdangarines y aledaños, cuentas en Suiza, blanqueos de capital, amnistías fiscales, sobres en dinero B... y cada vez apuntan más arriba hasta llegar al mismísimo presidente del desgobierno que tenemos.
Quería advertir que voy a utilizar un lenguaje soez en esta entrada, porque es lo que me pide el cuerpo, si a alguien no le gusta que no sea políticamente correcta puede dejar de leer la entrada cuando le plazca, pero es que la furia es tan honda y tan intensa que si no lo suelto reviento, oiga.

Cuando el español medio ya lleva mucho tiempo apretándose el cinturón por recomendación gubernamental, porque las arcas están vacías, y cada vez apretamos más y más y ves que en lugar de mejorar vamos a peor, que ya solo nos queda usar el cinturón de corbata y apretar hasta ahorcarnos.

Cuando ves que los afortunados que tenemos trabajo  y no formamos parte de esa gran masa de casi seis millones de parados que mendigan por el país, vamos perdiendo derechos, pagas, reducimos las nóminas por el bien del funcionamiento de las administraciones y ves que no repercute tu sacrificio en los que te rodean, porque cada vez hay más miseria y mas paro.

Cuando tus hijos pierden horas de clase porque si un profesor enferma no tiene sustituto hasta pasadas tres semanas, esto si han podido ir a clase porque tienen un colegio cercano y no necesitan un transporte escolar inexistente por falta de recursos.

Cuando ves que tus ancianos reducen por su cuenta la medicación porque las medicinas que antes entraban gratis con sus pensiones mínimas ahora las tiene que pagar, y te das cuenta de que se están saltando una de las dosis diarias de pastillas de la tensión o la medicación para el dolor de un enfermo de cáncer que ya las está pasando canutas  con la quimio como para encima tener que sufrir innecesariamente.


Entonces abres el periódico, enciendes la tele y te bombardean con que tal o cual político es PRESUNTO culpable de embolsarse por lo bajini un montón de miles de euros, o millones. Entonces la olla exprés que todos tenemos dentro empieza a soltar un chorro a presión de mala leche, furia, rabia, odio, asco, cansancio, hartazgo, desolación que explotas.

Señores (o mejor dicho ) indignos energúmenos que se supone que llevan las riendas de este país ¿porque no se van todos a la mierda? Para hacer lo que están haciendo más vale que se queden en sus  putas casas pagadas con el sudor de los contribuyentes, porque sus sueldos protegidos no se los están ganando ni de coña.
Tanto sobre , tanto paquete y tanto regalito. Son todos unos rastreros, y ojalá un día como el que no quiere la cosa nos presentemos todos en su (bien protegido por su guardia pretoriana) parlamento, y le prendamos fuego, que total para el servicio que hacen al menos nos calentaríamos con el calorcito ya que mucha gente ni siquiera puede poner la calefacción porque no puede pagarla.

Uff  que a gusto me he quedado. Y ahora a ver que van diciendo, porque esto trae mucha cola, y vamos a tener sobres, regalitos, y favores para todo el año. Bueno, nosotros no, ellos.


Fotos y video extraídos de Google y You tube
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

PINTEREST