domingo, 21 de abril de 2013

Es una trampa!

Trampas por todas partes, fáciles de crear, difíciles de superar. Pero en cualquier caso hechas para que caigas, si eres débil o estás desesperado.
Veréis por qué  digo esto.



Hace tiempo me estaba planteando poner publicidad en el blog, no porque me guste mucho la idea, sino mas bien por problemillas económicos. La cosa está chunga, yo trabajo, cierto, con un sueldo mínimo y en jornada intensiva variable dependiendo de las necesidades de la empresa, a veces son ocho horas, a veces seis, a veces nueve. Mi pareja está en paro. Tengo dos adolescentes tragaldabas en casa que no se conforman con un bocata de mortadela, quieren yogures de postre también.

 Cuando ves que las cosas no van como deseas en materia económica  te planteas muchas cosas. ¿Y si me pongo a hacer faldas para las vecinas? ¿Y si pongo anuncios para pasear perros? ¿Y si pregunto si a alguien le hace falta fregar la cocina o pintar el salón? soy mañosa con la brocha  ¿Y si escribo más a menudo y me pongo publi en el blog? ...

Ahí están las trampas. Hacer faldas para las vecinas, significa cobrarlas a precio de esclavo chino para que salga rentable. Pasear perros... a mi no me gustan y en mi barrio el que tiene perros se los pasea solito, no necesita a nadie, es un barrio obrero, no pijo, y con los parados que hay ya tienen el cupo cubierto.
Lo de pintar salones o fregar cocinas, bien, pero no da más que para una compra en el Mercadona, si a alguien le interesara, que aún nadie me ha llamado. Vale, pues pongo publi en el blog.

Otra trampa. Leyendo las condiciones un buen rato. Resulta que yo no tengo capacidad para decidir como va esto, todo lo hace Google (en este caso he acudido a ellos).

Ellos deciden los contenidos, si mi página es apta o no para recibir publi, el lenguaje que debo usar, las entradas que debo hacer, olvidarme de críticas a grupos etnicos (cosa que yo ya me guardo de criticar, pues soy de la opinión de que todos somos personas, no razas) preferencias sexuales (también, en esto mi opinión es más bien favorable al "mundo abierto",que cada cual se lo haga con quien quiera que yo no soy nadie para criticarlo).Creencias religiosas (ahí difiero, soy de naturaleza atea, y me parece bien que cada cual crea en lo que más le guste, pero en su intimidad, porque en esto de los dioses es como en los colores cada cual tiene el suyo, yo respeto si a mi me respetan, pero no necesito a nadie que me vaya convenciendo de la Salvación, que bastante tengo yo ya con lo mío como para andar  recibiendo sermones ajenos).

Nada de artilugios sexuales ni de contenidos eróticos o lenguaje soez, ahí me han tocado la moral. Porque yo seré un encanto...a veces. Otras veces soy un camionero que eructa palabrotas y es que lo necesito. Mi blog es mío, es mi espacio, es mi casa. Nadie en mi casa me dice como tengo que comportarme. Y si me da la gana de poner un vibrador lo pongo, y si tengo que follar también, y si me da la gana de llamar gilipollas al tonto de turno lo digo, porque lo es. Ya sé que me quedo sin "royalties", sin "pasta", sin "cliks", pero es que eso es demasiado. Puede que acabe indigente, bajo un puente y sin internet,  pero no me vendo, no a ese precio, mi libertad vale más que los céntimos que pueda recibir con esos cliks.

 Puede que nadie me lea, pero es mi válvula de escape y si pierdo eso ¿que me queda? No quiero caer en esa trampa.No voy a rectificar ni una coma, si me quieren yo soy así y si no, pues pasearé perros o tortugas, hay que vivir, pero con principios.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

PINTEREST