lunes, 29 de abril de 2013

Invasores del espacio



Hace unos días al hacer cambio de funda nórdica en la habitación de mi hijo me di cuenta  de que la vieja funda  que tenía puesta estaba tan gastada y transparente que daba hasta pena, no servía ni para trapos de limpiar, así que me puse a buscar aquel retal que compré el año pasado en una tienda de retales a peso y que me salió tan barata...


Lo barato si no lo usas sale caro, o sea que ha llegado el momento de sacarle el rendimiento, ni corta ni perezosa me puse a cortar la tela y en una tarde y media acabé por hacerle esta funda nórdica. Para la bajera compré una ya confeccionada, de mercadillo, de calidad razonable y bastante económica.

En realidad una funda nórdica es muy fácil de hacer. Necesitas dos rectángulos de tela unidos por tres partes, dependiendo de las medidas del relleno tendrás la medida que necesitas.  Si al unir las partes de los lados dejas unas aberturas de unos 25/30 cm para acomodar  el nórdico mejor.  Y ya está, fácil, fácil!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

PINTEREST