viernes, 3 de mayo de 2013

Máquinas de coser, tus aliadas




Hoy tenía que dedicar la tarde a mimar a mis"pequeñas,que ya forman parte de la familia de hace muchos años. Mis máquinas de coser hacen mi vida más fácil casi siempre, aunque en otras me la complican. Porque no se si os ha pasado pero en estos tiempos en que parece que eso de coser un bajo de pantalón sea un trabajo-reliquia del pasado como el que siega el campo con la hoz o el escriba que hacía reproducciones de libros antes de que se inventara la imprenta todo el mundo acaba pidiéndote favores.

 Lo peor es que muchos creen que un cambio de cremallera de vaquero se paga con un café, y no es así. Es el peor de los remiendos, la de agujas que me he dejado con los puñeteros vaqueros!

 Os quiero animar desde aquí a que os hagáis con    
vuestra propia máquina. Hoy en día son muy completas, multifuncionales, electrónicas, con multitud de pespuntes y dibujos y aunque parezca que es más difícil que manejar un transbordador espacial realmente no lo es.





Yo aprendí a coser en la máquina de mi bisabuela, una Sigma  de hierro colado de principios del siglo XX de las que tenían una rueda enorme, una correa y unas poleas que hacían mover la aguja y para eso tenías que mover el pedal con tus propios pies ¡Eso sí que era duro! acababas con agujetas hasta en las pestañas.

Hay diferentes tipos de máquinas domésticas, obviaré las industriales que ésas son para profesionales, la máquina más recomendable es una de gama media, y mejor si vas a un profesional que te recomiende la más adecuada a tus necesidades.

Las baratas te pueden sacar del apuro pero a la que se encuentran con poco de tela "gorda" ya vienen los problemas y es que tienen poca fuerza. Tampoco hace falta una de estas preciosas y carísimas con pantalla electrónica  a no ser que seas un forofo del bordado y de los pespuntes raros. Tu máquina básica ha de tener fuerza para coser un bajo de vaquero, punto de ojales,pespunte de zig-zag, pespunte liso y retroceso y poco más. lo importante es el dominio del pedal y eso sólo depende de ti.

Mis máquinas son una  Refrey modelo 430 semi-industrial  que tiene ya 25 años y va perfecta, una portátil  Elna mod. 2004 con 16 tipos de puntos (de los que apenas uso tres o cuatro) que va bastante bien y una Overlock portátil Real mod. 204  de 4 conos que es como una cuñada celosa, convivimos bien, pero a veces da guerra.

 Fue un capricho en su momento y en general va bien, pero cuando se desajusta es un coñazo hasta que consigues ajustarla de nuevo. Se la recomiendo a los muy perfeccionistas y a los que ya tiene experiencia en la costura. Los novatos mejor empezáis con una normalita.

Os dejo un enlace  de Acoser donde podéis ver muchos modelos y marcas. Mi recomendación es que vayas a la tienda y la pruebes in situ.

Tan básico como aprender a manejarla es el mantenimiento, tienes que limpiarla y engrasarla cada 2 o 3 meses para que funcione siempre bien y cambiar las agujas, aunque no estén rotas (porque se despuntan). Si la cuidas y la mimas puede ser una de tus mejores amigas. ¿te animas con unos pespuntes?



Información y fotos de Google y El Rincón de los trastos
y de http://www.acoser.com/index.php/es/productos/lista.html
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

PINTEREST