domingo, 17 de noviembre de 2013

Loteria low cost


Y de nuevo llegó la lotería que viene a anunciar la Navidad. Aún recuerdo el post del año pasado como si lo hubiera escrito ayer lamentándome de que fuera tan gris pero... visto lo visto era una obra de arte.


Porque la de este año es low cost que da más pena que otra cosa. Como si de un programa de Teresa Campos se tratara este anuncio huele a viejuno. Vamos que no me hubiera sorprendido ver a Terelu, o alguna sobrina de tonadillera entre los figurantes con cara de memo que salen en el anuncio
.
Si es que tiene todos los ingredientes: el triunfito, la estrella de la música venida a menos, la vieja Gloria, la que que solo recordamos cuando sale en la tele y la Caballé.

Y con la Caballé hago punto y aparte porque para mí es y será siempre una Diva, y yo con ella no hago bromas,aunque internet va llena y han hecho hasta un meme que corre como la pólvora. Y es que ya está mayor y lo que más le convendría sería retirarse y vivir con la conciencia tranquila de que ha llegado a su meta con la cabeza alta, y no empañar su gran trayectoria con anuncios patéticos que sinceramente más que animar deprimen.

Porque la verdad que más que ganas de comprar lotería te dan ganas de emigrar. El anuncio es minimalista, con un árbol de bombos de lotería con luces que debe hacer que el señor Endesa se esté frotando las manos del facturón que le va a pagar ese ayuntamiento por el despilfarro de energía. Rodeando el árbol están los habitantes de la villa, todos con sus velitas y curiosamente ni un solo billete de lotería, bueno uno, al final, es que ahora está de moda no mostrar el producto anunciado.

Muy de color sepia y anaranjado, recordando tiempos pasados y viejas películas... no hubiera sorprendido ni un poquito ver por allí al gran Pepe Isbert buscando al pequeño Chencho de "La gran familia".

Y es que el anuncio de este año huele a pobre, que es como ya se siente todo el mundo, pobre y sin esperanza, esto cada vez va a peor y no se ve la luz al final del túnel. Demasiado tiempo aguantando, demasiado tiempo sobreviviendo y las esperanzas se van gastando hasta que ya no queda más que un trocito pequeño que nos ayuda a seguir tirando un poquito más. Porque por mucho que digan que ya se tocó fondo y la cosa va subiendo la verdad es que notarse no se nota.

Ahora ya es urgente y necesario que nos devuelvan al calvo, que yo sin calvo no quiero lotería.


Fotos y video de Google y YouTube
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

PINTEREST