martes, 12 de enero de 2016

Estuche de crochet para material de corte


En esto del crochet  puedo decir que soy una autodidacta y no es que sea precisamente una buena aprendiz, voy un poco a mi bola, me pierdo contando los puntos y en ocasiones se me va uno arriba o uno abajo. Aún así me parece una manualidad de lo más entretenida y relajante.

El verano pasado decidí pasar del punto bajo al punto alto, mi primer tejido fue bastante desastroso, así que lo deshice y lo volví a tejer, el resultado fue un cuadrado. Le tejí alrededor dos vueltas en punto bajo en azul y el resultado fue el que podeis ver.

 Como no sabía para que utilizar el cuadrado que me había quedado se me ocurrió que podría hacerme un estuche donde poner mis tijeras de cortar pelo y mis navajas y así poder tener todo el material de corte en un mismo sitio.


Para ello utilicé una hojas de goma eva, un trozo de fieltro, una cremallera reciclada de un anorak viejo, unos brillantes adhesivos para manualidades y unos tirantes reciclados de unos sujetadores que ya no usaba, hilo y aguja y  cola de silicona.
En primer lugar medí la parte anaranjada del cuadrado justo hasta el borde azul y corté la hoja de goma eva a la misma medida que el cuadrado. Hilvané la cremallera alrededor del cuadrado naranja de manera que me quedara 5  milímetros por dentro del borde, poniendo especial cuidado en que las esquinas quedasen redondeados para que se abriera con facilidad.

Medí y marqué con unos alfileres la zona donde iba a quedar la sujeción de las gomas elásticas. Yo decidí usar tres en diferentes colores. Las fijé con alfileres y por la parte trasera de la goma eva pegué con silicona una tira ancha de fieltro, un par de centímetros más ancha que la zona  donde iba a coser las gomas elásticas. Marqué con alfileres los huecos donde pondría las tijeras, dejando unos 3cm de separación entre ellos, y di unas puntadas de sujeción en cada marca, tampoco hacía falta que fueran perfectas puesto que no se iban a ver. El motivo de poner la tira de fieltro por detrás es que aunque la goma eva se puede coser tiene tendencia a rajarse con el uso, y de esta manera nos aseguramos que por mucho uso que le demos no se rajará por las costuras.
Después fijé con alfileres e hilvané la goma eva a la labor de crochet y lo cosí en la máquina. Y por último para tapar los hilos de las separaciones pegué con el pegamento de silicona los brillantes azules, que aunque sean adhesivos hay que ponerles un poco de pegamento para asegurar la fijación.

Y este es el resultado, un estuche para mis navajas y tijeras de corte que me viene estupendo para mi rincón de la peluquería, que me ha salido bastante barato ya que parte del material es reciclado y el resto es bastante asequible. Espero que os haya gustado. Nos leemos pronto.

fotos: El rincón de los trastos
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

PINTEREST