Mostrando entradas con la etiqueta cine. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cine. Mostrar todas las entradas

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Star trek: 50 años de larga y próspera vida


Hoy 8 de septiembre se cumplen  50 años de la emisión de aquel capítulo piloto en el que una nave crucero de la Flota Estelar surcaba el espacio buscando nuevos planetas y civilizaciones bajo el mando del Capitán Kirk y su tripulación, allá por el futuro año 2264. Era la USS Enterprise, la nave en la que vivirían muchas aventuras, algunas llenas de peligro, pero que siempre encontraban una solución para salir del paso.

Aunque los datos de emisión de aquel capítulo piloto eran más que discretos la serie conseguiría convertirse en una serie de culto. De hecho el fenómeno Star trek ha propiciado que algunas de la tecnologías que en aquel momento parecía algo absurdo hayan acabado siendo una realidad. Como los intercomunicadores inhalámbricos, a los que hoy llamamos teléfonos móviles, o las pantallas táctiles y tablets. Incluso elementos  de la consulta médica del Dr. Macoy que se parecen mucho a los  scaners TAC  que ahora tienen en cualquier hospital. Para el teletransporte aún nos queda un tiempo, pero yo no lo descartaría como invento del futuro.

Poco se imaginaba  Gene Rodemberry, piloto en la II Guerra Mundial y después en la Pan Américan, sargento de Policía, licenciado en Literatura y director y guionista de Tv, que su serie iba a acabar siendo un fenómeno de culto, con una legión de fans. De hecho los  fans de Star Trek de aquella época son los pioneros de mundo fan televisivo que luego dio lugar a la cultura friki, reforzada después por el fenómeno fan de Star Wars.
Tras la muerte del creador Gene Rodemberry sus cenizas fueron lanzadas al espacio en un cohete Pegasus XL durante el lanzamiento del  satélite español Minisat 01. Y es que se merecía por derecho propio su lugar entre las estrellas y el firmameto.

Tan famosa y tan querida es esta serie que por petición popular al transbordador espacial le pusieron el nombre de Enterprise en honor a su nave, y el equipo original de la serie estuvo en su inauguración.
Porque no era solo una serie, era una declaración de principios en la que nos presentaba una sociedad en la que no existían prejuicios raciales (convivían personas de todas las razas, incluso extraterrestres) En la que tanto hombres como mujeres desarrollaban sus capacidades en igualdad. Algo muy moderno para la época, hay que recordar que por aquellos años 60 los conflictos inter-raciales eran el pan de cada día, la comunidad negra carecía de algunos derechos y vivían en guetos, y las mujeres en su mayoría estaban relegadas a su papel de amas de casa. En el capítulo 10 hasta hubo beso entre el Capitan Kirk  y la oficial de comunicaciones Nyota Uhura.

 Aquella escena tenía a todos los participantes de la serie nerviosos por la reacción que pudiera provocar en el público el beso inter-racial, y recibieron miles de cartas felicitándoles por ello, aunque también hubieron detractores racistas rasgándose las vestiduras.


Poco después de que esta serie con tres años de emisión fuera cancelada, se retornó al universo Star trek con diez películas que se estrenaron entre 1979 y 2002, y series como Star Trek: La nueva generación y Star Trek: Voyager, y hasta tuvo su propia versión  en dibujos animados.


LA NUEVA SAGA


 STAR TREK
En 2009  J.J.Abrams retoma el universo Star Trek dándole un giro a los personajes, con la tecnología del nuevo milenio y el espíritu de los personajes clásicos nos presenta una precuela, en la que  la USS Enterprise se encuentra al mando del Capitán Pike, y su tripulación formada por el Doctor (Bones) Macoy, Montgomery (Scotty) Scott, la oficial de comunicaciones Uhura, el timonel Sulu, un joven mitad humano, mitad vulcaniano muy brillante llamado Spock y un joven alocado y gamberrete llamado Kirk. Tienen que afrontar un primer viaje para detener al malvado Nero que amenaza con destruir a la humanidad. Durante este viaje El Joven Kirk que es un temerario y el joven Spock que es todo racionalidad  se ven inmersos en una aventura que pondrá a prueba sus capacidades.
Aunque es una película con acción y diversión  y no defrauda se echa un poco de menos algo de la filosofía de la serie inicial.



STAR TREK: EN LA OSCURIDAD
La segunda entrega de la saga nos presenta a un Kirk degradado por saltarse los protocolos, y sustituido por su antecesor el capitan Pike. Sorpresivamente en una reunión de la cúpula de la Flota Estelar ésta es atacada y destruida, incluido el capitán Pike,  por lo que Kirk solicita ser restituido a su puesto de capitan de la USS  Enterprise, y  junto a la tripulación tiene que enfrentarse a Khan, un superhumano que es un arma de destrucción masiva. Mucha acción y un malo impecable (Benedict Cumberbatch), nos presenta un Kirk más maduro por las responsabilidades y a un Spock más visceral, explotando su parte humana más emocional.

STAR TREK:  MÁS ALLÁ
Es mi favorita de las tres, quizás la más coral de todas porque todos los personajes tienen su parte relevante, porque el malo es un buen malo (Idris Elba) y porque a pesar de tener mucha acción la película tiene momentos hilarantes.
 Además hay un homenaje a Leonard Nimoy fallecido el pasado año que me conmovió muchísimo. En ella La USS Enterprise rescata una cápsula con una tripulante que dice que su nave ha sido atacada en una nebulosa, cuando la Enterprise llega a la nebulosa para rescatar la nave sufre una emboscada cayendo en manos de Krall. A pesar de los intentos de huir la tripulación de la Enterprise es apresada  y algunos supervivientes que han conseguido no ser  capturados tienen que encontrar la manera de liberarlos y volver a la Tierra. Con una trama sencilla, muy parecida a un capítulo de la serie pero con buenas dosis de acción y humor es muy entretenida y disfrutable.


Me parecía un momento ideal para homenajear este 50 aniversario presentaros a Carolina Jiménez García, una española afincada en Canadá y que ha trabajado en la película Star Trek Beyond, en el departamento  de Layout. Con un curriculum impresionante, ha trabajado en películas como Happy Feet, Planet 51, Guerra Mundial Z, Prometheus, la saga de El Hobbit y muchas más. Es que no para, le he hecho una pequeña entrevista para que la conozcais un poco más.


 .¿Como has participado en Star Trek: Beyond?
-He trabajado en los efectos especiales digitales, en el departamento de Layout. En mi caso particular en los planos exteriores e interiores de las secuencias en Yorktown, la estación espacial esférica. Nuestro trabajo consistía en montar  las escenas colocando y animando todos los elementos en su lugar, incluidas las cámaras en las tomas con full CG, especialmente en la persecución final, que fue un reto intenso.Nunca antes había tenido que trabajar con entornos del tamaño de lunas, o cámaras en gravedad cero girando en todas direcciones.Fue un delicioso y caótico reto.

.¿Te consideras una Trekkie?
-Hay quien nace Trekkie y hay quien se hace. Yo no nací Trekkie porque de niña nunca se puso nada de Star Trek en casa. Recuerdo haber visto Star Trek I y IV un par de veces y quedar impresionada, pero nunca profundicé más allá en ese universo. Ha sido ya de adulta, rodeada de amigos trekkies dedicándome al cine que he empezado a valorar más el mundo Star Trek, a darme maratones completos de las películas, a interesarme más por los personajes de la película en la que estaba trabajando... cuando me he introducido a mí misma en el trekismo, Hasta estamos en casa viendo toda la serie original desde el principio.Un trekkie de nacimiento nunca me consideraría trekkie, pero creo que voy por el buen camino.

. ¿Que te parece la nueva saga? Conseguirá enganchar a las nuevas generaciones?
-No lo sé. A pesar de que las dos primeras no estaban nada mal, no ha sido hasta la tercera que se ha hecho verdadero honor a los personajes, estilo y  carácter del Star Trek original, en mi opinión.
 Las primeras funcionaron como películas de acción en el espacio, pero no creo que satisfacieran al 100% el corazón del trekkie clásico ni que engancharan a Star Trek a las nuevas generaciones, entretener si, enganchar, ojalá.Que no pierdan el alma de la última  y quizás lo logren pronto.

. Me consta que eres una fan de Star Wars ¿qué opinas de la nueva saga?
-De Star Wars sí soy mega fan.Y me temo que formo parte de esa parte de fans que salió decepcionada de El Despertar de la Fuerza. Me pareció un producto hollywoodiense recaudatorio en la línea de tanto cine actual falto de creatividad y miedo a lo nuevo.
 Dicen que querían hacer un homenaje al episodio IV para enganchar a Star Wars a las nuevas generaciones. A mí  me pareció un remake mal disimulado plagado de tópicos y cuotas. Una oportunidad perdida. Con muy buenos efectos especiales, eso sí.Pero a estas alturas eso tiene menos mérito que escribir y desarrollar una buena historia original con alma. De eso hay poco últimamente.

.¿En qué proyectos estás trabajando ahora?
-Ahora mismo me encuentro trabajando simultáneamente para MARVEL y DC. Estoy enfrascada en los efectos de "Guardianes de las Galaxias 2" y "La Liga de la Justicia". Una muy interesante combinación, me lo estoy pasando pipa.



Yo le deseo toda la suerte del mundo a Carolina, aunque sé que no la necesita, porque es una currante y sé que le va a ir muy bien, y espero que en sus próximos proyectos podamos tener más entrevistas y charlas y con un poco de suerte hasta tomar ese café que tenemos pendiente.

 Espero que os haya gustado mi homenaje a Star Trek, os deseo una larga y próspera vida.


Fotos y video: Google ,  YouTube, Carolina Jiménez. 





jueves, 16 de junio de 2016

Avon llama a tu puerta


Seguro que el título de esta entrada te suena, y es que no creo que haya nadie en el mundo que no conozca la marca de cosméticos Avon.

 Yo la recuerdo desde siempre, quizás no recuerde algunos de los momentos y sensaciones que he vivido en la niñez pero desde luego el aroma de muchos de los cosméticos y geles de mi infancia tienen ese olor a talco tan característico de esta marca.


Quizás a muchos esta marca os recuerda a  la señora Peg Boggs, la alegre vendedora de maquillaje que se apiada de Eduardo Manostijeras cuando le encuentra solo y triste en la mansión de su creador  y le lleva a su casa para curarle los cortes de la cara y ofrecerle un lugar en su família como un hijo más, junto a sus otros hijos Kevin, el hijo menor, y la bella Kim, de la que Eduardo acaba perdidamente enamorado. Estoy casi segura que para restablecer aquella piel tan dañada debió de usar una buena cantidad de Rich Moisture Cream, a la que nosotros en casa llamábamos la crema verde y que era una gran regeneradora de pieles irritadas.

Hoy he vuelto a ir al barrio de mi niñez y he pasado por delante del portal de nuestra distribuidora de Avon del barrio, a la que llamábamos la Señora Pepita del Avón.  He evocado aquellos momentos en que preparábamos la mesa para la cena, entre regañinas y risas con mis hermanas, el olor a sopa en la cocina, la tele encendida sin nadie que la mirase pero que era otro miembro más de la familia, y como se paraba el mundo cuando la señora Pepita llamaba al timbre y nos dejaba el catálogo en casa.

 Aquella revista de cuartillas de papel con fotos de  perfumes y cosméticos maravillosos. Creo que en casa la gran mayoría de productos  de perfumería eran de Avon. Mis primeros pintalabios, los champús, mi primer tratamiento para las espinillas, los jabones que poníamos en los cajones para perfumar la ropa...


No puedo imaginar mi infancia sin la señora Pepita, y hoy cuando pasé por delante de su portal la recordé con cariño. Hacía varios años que la vi y ya era muy anciana y me he temido lo peor.
Cuando he preguntado me han confirmado mis temores: la señora Pepita se murió hace unos meses, ya muy mayor y aquejada de las enfermedades y achaques de la edad, y he sentido que un trocito de mí también había muerto, ese pedacito de infancia que revisaba los catálogos de esos maravillosos perfumes de pétalos y flores, de champús rosas y jabones de violetas.


Aunque ya hace años que no utilizo los cosméticos de esa marca porque mi piel se ha vuelto delicada y tengo tendencia a hacer reacciones alérgicas con determinados perfumes sigo teniendo algunos jabones de pastilla en algún cajón.


Fotos: Google .

lunes, 4 de enero de 2016

El cine de 2015, por Indieviduo

Vamos a ser honestos: 2015 no lo ha tenido nada fácil. Tomar el relevo de un año que nos brindó éxitos de crítica tan rotundos como Magical Girl, Birdman o Boyhood - y otros en los que no concuerdo tanto; a saber: Mommy, Whiplash o Interstellar - no es precisamente un paseo por el parque. Sin embargo, si de evaluar se tratase, el presente año ha progresado adecuadamente: aunque no se han alcanzado las cotas de genialidad de 2014, la variedad ofertada ha sido bastante notable, y se han podido vislumbrar atisbos de brillantez aquí y allá.

Negociador, de Borja Cobeaga, es una de las películas más injustamente olvidadas del año pasado (incluso por un servidor); también es la demostración de que hacer una comedia de calidad en España sigue siendo posible 

He decidido prescindir de la rígida estructura del top; en vez de eso, he hecho un breve resumen de lo que ha sido el año, repasando a algunas de las mejores películas del año y destacando tres, sobre las que me he explayado un poco más. Cabe destacar que estas tres películas no tienen por qué ser mi elección de las mejores del año, si no las que me parece que resultan más interesantes y jugosas a la hora de ser analizada.
Es menester, pues, comenzar nombrando la gran olvidada en este artículo. Hablamos de El club, del chileno Pablo Larraín, la que paradójicamente tiene todas las papeletas de ser la película del año. Un inquietante caleidoscopio digno del mejor Pasolini, una sátira mordaz que impacta y provoca risas incómodas a partes iguales, que, no obstante, resulta demasiado compleja de analizar tan brevemente.

El Club sitúa a Pablo Larraín en el panorama hispanoamericano como una voz mordaz, virtuosa y turbadora

También me gustaría recordar algunas de las propuestas más interesantes que nos ha ofrecido la acción de tintes retro en los últimos tiempos: si el año pasado consideraba que The Raid 2 era una magnífica demostración de que se podía hacer una película de acción seria, el retorno de la saga Mad Max con la divertidísima Fury Road deja ver que el contrapunto más desenfadado del género también goza de buena salud; sin embargo, todos sabéis que es otra "furia" la que ha hecho vibrar todos nuestros monitores este año. No hay nada que pueda decir sobre Kung Fury que no se haya dicho ya: con un sentido del humor intachable y un apartado artístico verdaderamente prodigioso, este pastiche ochentero es el mediometraje que más internautas ha conquistado este 2015.
Las últimas películas de las que me gustaría hablar antes de comenzar con el análisis más minucioso son Truman, una comedia dramática poco arriesgada pero muy efectiva que nos ofrece el mejor Darín que se ha visto nunca - y eso que entre sus producciones españolas y las argentinas le tenemos MUY visto -; ese tándem de la animación a caballo entre padres e hijos que conforman Del Revés y El chico y la bestia, el terror retorcido, ingenioso y endiabladamente estimulante de Shyamalan en La Visita; o la odisea neo-noir con aires a El gran Lebowski que P.T. Anderson ha firmado con su más que notable Puro Vicio.

Shyamalan firma con La visita su mejor película desde El bosque: un film auto-referencial en juego constante con el espectador

Sin embargo, con todo el respeto que me merecen todas y cada una de las películas nombradas hasta ahora, estas no son las propuestas más interesantes del año. Y es que, si en algo puede rivalizar 2015 con su predecesor, es a la hora de ofrecer espectáculos que tienen algo de dantesco o de inquietante, pero que resultan de una originalidad inusitada.

3. TUSK
El primero de esos espectáculos es la nueva película del outsider que ha dirigido joyitas como Clerks o Red State: Kevin Smith. Se dijo de él que, mientras escribía su anterior película, cuando llegaba a un punto en que sabía qué iba a venir a continuación, partía de cero y comenzaba a escribir desde un punto diferente. Lo inesperado parece cobrar cada vez más fuerza en el cine del de Nueva Jersey, y es por eso que en este análisis no voy a dar ningún detalle argumental acerca del film. Recomiendo encarecidamente al lector que no se informe demasiado acerca de Tusk si le interesa verla - incluso el tráiler revela demasiado para mi gusto -, pues es una película que se basa, en gran parte, en lo tremendamente impactante de su premisa, que consigue aunar lo absurdo con lo perturbador, y que alcanza cotas de surrealismo jamás vistas en Occidente desde la era dorada Cronenberg.



2. ANOMALISA
Charlie Kaufman es un individuo peculiar. La manera que tiene de plasmar el mundo que le rodea en sus guiones - y desde hace relativamente poco, en sus films - puede que sea, exceptuando algún film de Woody Allen, lo más cerca que ha estado el mainstream americano del posmodernismo cinematográfico. El escritor de guiones tan brillantes como ¡Olvídate de mí!  o Adaptation, y realizador de Synecdoche, New York (film extraño, complejo y deprimente dónde los haya) nos sorprende esta vez con una película de animación que, si bien menos ambiciosa que sus trabajos pasados, conserva intacto el afán por sorprender y extrañar al espectador y goza de una sensibilidad especial - tanto en sus puntos cómicos como en los dramáticos -. La ambientación resulta completamente atrapante, los diálogos están llenos de chispa y naturalidad, el sentido del humor es a la misma vez retorcido y nada cínico... poco se le puede achacar a Anomalisa, excepto un final algo precipitado que choca con lo pausado y meditativo de la primera parte. Atención, espectadores: estamos ante la escena de cama más memorable del año, sin duda alguna.


1. LANGOSTA (THE LOBSTER)
Para aquellos que no estén familiarizados con la obra del cineasta griego Yorgos Lanthimos, hay que aclarar que sus films son extrañamiento conceptual, sátira negrísima y seca, y una atención casi obsesiva al encuadre en todo momento. Un servidor es un fan acérrimo de ese ensayo meta referencial heredero de Foucault que es Canino, por lo que no puede ser demasiado objetivo con Langosta. Lanthimos no siente vergüenza ninguna al reutilizar todos los recursos que le funcionaron en el pasado otra vez, lo que ha dividido la crítica nacional. Sin embargo, a pesar de la desfachatez del griego, hay que decir que la jugada le sale perfecta: aunque aquí su tesis resulta más diáfana y menos profunda que aquella en Canino, su sentido del humor heredero de Kaurismaki sigue siendo tan cruel e ingenioso como siempre. La fotografía mantiene las cotas de excelencia de su predecesora, abandonando sin embargo su minimalismo para apostar por un enfoque mastodóntico con ecos a Peter Greenaway o Stanley Kubrick que le sienta de fábula - a destacar algunas secuencias a cámara lenta que resultan una absoluta delicia audiovisual -. Es quizá en este enfoque más ambicioso donde, sin que Lanthimos cometa ningún error, no consigo empatizar como con otras obras suyas: le ocurre un poco como a Tarantino, que cuando demostró que podía hacer una obra maestra con un hangar abandonado, cinco actores principales y un macguffin como una casa, todo le quedaba demasiado grande.

miércoles, 21 de octubre de 2015

Hoy aterriza un Delorean


Parecía que no iba a llegar nunca el 21 de octubre del 2015, se veía como algo muy lejano aquel 26 de octubre de 1985 en que Marty McFly se subió en el Delorean a todo correr porque tenía que salvar a su hijo del desastre, y así sin comerlo ni beberlo han pasado 30 años.

 Se supone que en estos 30 años deberíamos desplazarnos en coches voladores o en aeropatines, los coches utilizarían la basura como combustible, la ropa se ajustaría sola y tendría válvulas de autosecado, tendríamos zapatillas con robocordones y se habrían rodado 19 pelis de Tiburón. Pues el futuro nos ha pillado un poco descolocados y bastante despistados y con el trabajo a medio hacer.
Algunos han intentado hacer alguna que otra chapuza a ver si colaba, y colar no se si cuela pero al menos nos sirve para echarnos unas risas.


Yo os recomiendo que hoy os paséis por la página de mi compañero El Trasgo Decrépito y no os perdáis el especial que ha preparado, seguro que os va a gustar.
Mientras tanto yo quiero comentaros algunas curiosidades de las películas, puede que algunas ya las conozcáis pero es buen momento para recordarlas.

Para los que hayáis visto la película en  español hay una error que se ha convertido en algo mítico, el condensador de fluzo (flux  capacitor)  y se debe a una mala traducción, debería ser condensador de flujo.
Otro error, y este por lo visto no es nuestro sino de los mismos guionistas: La energía la miden en gigovatios que es una medida que se han sacado de la manga porque en realidad querían escribir gigavatios que esa sí que existe, pero así resulta mucho más divertido.

La primera máquina del tiempo que se barajó utilizar era un frigorífico, pero desecharon la idea para evitar que los niños quisieran imitar a Marty metiéndose en las neveras.
El hecho que les hizo decantarse por un Delorean era la apertura de las puertas del tipo alas de gaviota.
En principio solo iba a ser una película, y necesitaban una apertura de puertas hacia arriba que hiciera que el padre de Marty lo confundiera con un platillo volante

La  Delorean Motor Company estaba en quiebra cuando se rodaron las películas, el Delorean era un coche de acero inoxidable y no admitía pintura, por lo que todos los coches eran grises y se confundían.No consiguió superar la previsión de ventas y para colmo detuvieron al propietario por tráfico de drogas. Para la saga se compraron tres, dos que eran completamente funcionales y uno al que quitaron el motor para  rodar los primeros planos.

En la primera película cuando están en el aparcamiento del centro comercial, este se llama Twen pines Mall, pero cuando Marty viaja a 1955 al esconder el coche tras la valla de la granja destruye uno de los pinos, a partir de entonces cada vez que sale el cartel del centro comercial se llama Lone Pine Mall.


En una entrevista Robert Zemekis bromeó diciendo que el aeropatín  existía,pero que no había sido comercializado por petición de asociaciones de padres porque podía resultar peligroso. Esto produjo un aluvión de peticiones del producto a Mattel, lo que les supuso un gran quebradero de cabeza hasta  confirmar que no existía ningún producto similar, no se había inventado.


La plaza de Hill Valley, donde estaba la torre con el  famoso reloj, es la misma que se puede ver en la serie Entre Fantasmas, si os fijáis bien el edificio que hay junto a las columnas es el mismo. Se trata de los estudios de la Universal Pictures en  California, desgraciadamente hubo un gran incendio en 2008 que destruyó completamente el edificio de los juzgados, donde estaba el reloj.


Podría escribirse un libro con toda la información y anécdotas de esta saga, bueno supongo que alguien ya lo habrá escrito, en el nuestro Dame posts y dime friki hay un capítulo con mucha información.
Y por si os habéis quedado con ganas de más y queréis celebrar estos 30 años como se merecen hay que construirse un aeropatín, que lo más seguro es que no vuele, pero que para lucirlo en casa queda de lujo.



Y puede que no tengamos zapatillas con robocordones pero podemos tener zapatillas de Regreso al Futuro igualmente, y a mí sinceramente me gustan mucho más.

muchomaskezapas


fotos, vídeos e información de :
 Google
 Pinterest
Youtube
https://www.facebook.com/El-Trasgo-Decr%C3%A9pito-410836352297540/
https://www.facebook.com/Muchomaskezapas-427335320695799/
http://xinmyforehead.deviantart.com/

domingo, 4 de enero de 2015

Trilogía de El Hobbit: Legoladas Everywhere !


Ayer fue el Cumpleaños de de J.R.R. Tolkien, para mí uno de los más grandes creadores de historias del siglo XX, Los que sois asiduos del blog ya sabéis mi debilidad por sus personajes, en especial el pequeño Bilbo, el primer Hobbit viajero.

Y ahora que ya he visto la trilogía completa  del Hobbit (en su versión cinematográfica, imagino que las versiones extendidas tendrán más que ofrecer) pienso que Tolkien se removería un poco en su tumba de ver como su historia de las aventuras de este pequeño viajero se ha estirado cual chicle Boomer haciendo que en ocasiones ni se reconozca.
Tengo que decir de antemano que a mí me ha gustado la trilogía, porque con mi mala memoria soy capaz de olvidarme de muchos pasajes del libro y abstraerme hasta el punto de ver las pelis como si fueran historias independientes. Y en cada una de ellas encuentro escenas y elementos que me hacen disfrutar.

UN VIAJE INESPERADO (2012)
Aquí se incicia la aventura. Es la que más elementos reconozco del libro original, a pesar de que hay cambios en escenas, cosas que suceden de diferente manera, personajes que no salen en este libro sino en otros de Tolkien y que luego veremos a lo largo de la trilogía, como el orco Azog, que para cuando se incicia la aventura de Bilbo ya estaba muerto.
 Los enanos me parecen entrañables en la peli, y llego amarlos a todos. Se nos presenta a Thorin Escudo de Roble como ese rey  exiliado que quiere restablecer su reinado en Erebor, el reino bajo la montaña. Un mago Radagast entre perroflauta guarrete y homeless  al que se le coge cariño a pesar de que en el libro se le nombra pero no tiene un personaje propiamente dicho.
Es mi peli favorita de las tres. Hay un nexo precioso con la trilogía de El señor de los anillos que a mí me daba mucho miedo pues no me encajaba que saliera Frodo en esta parte de la saga, pero Peter Jackson lo introduce sin que se vea demasiado forzado y  a mí me cautivó.
También recuperamos a Gollum, que para mí es muy querido y le echaba mucho de menos ,Tesssoro.
 La peli en general  me parece un buen trabajo, aunque hay escenas que en el libro ocupen unas lineas como la lucha de los titanes de las montañas que me parece soberbia, o las escenas en la cueva del rey Trasgo que en la película resulten mucho más épicas de lo que en realidad son.

 Solo con escuchar la canción de las Montañas Nubladas de los enanos se me ponen los pelos de punta y me vale la pena la película.

LA DESOLACIÓN DE SMAUG (2013)
En esta peli Peter Jackson empieza a dejar atrás el cuento que en origen fue el Hobbit y empieza a convertirlo en una historia mucho más adulta, con mucha acción y a alejarse cada vez más de la historia original, si antes ya había situado personajes fuera de su momento en esta directamente se inventa alguno que otro. Como Tauriel, la elfa silvana que se supone que está enamorada de Légolas (pero que se la pega con Kili el enano) otro que tampoco debería estar ahí y que aún no entiendo que llevó a Peter Jackson a incluirle en la trilogía,

Cierto que es un  príncipe elfo del bosque negro, donde nuestra compañía pasa un buen trozo de la aventura, y que su padre es Thranduil,  pero no puedo dejar de pensar que este Légolas es muy mayor porque el recuerdo que tengo del elfo imberbe de la otra trilogía lo tengo clavado en las retinas. Y aquí es cuando empiezan las legoladas,Ya desde las escenas de las arañas es un derroche de volteretas, meneos y movimientos imposibles y qué decir de las escenas de los barriles que me parecieron hilarantes, el movimiento de las cámaras y los elfos es tan rápido que parece que vayas en una montaña rusa, acabas mareado y con cara de estar hiper ventilando.
Quizás para mi gusto se le da tanto protagonismo a Légolas y sus legoladas que falta tiempo para Beorn, que se me queda cortísimo y para Bardo, que también se diluye un poco, creo que se merecía mas protagonismo.

Aún así la peli se me hace la mar de entretenida, divertida y muy vistosa, los paisajes quitan el aliento. El bosque negro y la cuidad del lago me parecen espectaculares. Y por fín conocemos a Smaug , yo me lo esperaba más imponente pero me encanta este Smaug.

Tengo una cuestión que me corroe por dentro referente a esta peli. Cierto que los elfos eran altivos, soberbios y todo lo que quieras pero ¿era necesario que Thranduil fuera tan marimoñas?

LA BATALLA DE LOS CINCO EJÉRCITOS (2014)
En esta se pone fin a esta trilogía en la que sobra una película, con dos hubiera tenido más que suficiente para explicar un libro de apenas 300 páginas,aunque le hubiera añadido acción y personajes inventados.
 Aquí nos muestra una batalla que en el libro se realiza en 58 páginas, que dándole bastantes tintes épicos e incluso con posturitas, romance, besuqueos y protagonismo básico de los personajes principales, la peli se hubiera despachado en hora y media o poco más.
Pero una peli de menos de tres horas no es peli ni es ná, así que hay que meterle relleno y más personajes tontos que no mejoran la trama sino que más bien interrumpen el ritmo de la película, y me refiero concretamente a Alfrid, el ayudante del gobernador, que goza de un papel secundario a mi modo de ver prescindible, yo no lo recuerdo en absoluto en el libro, puede que estuviera, pero en la película sinceramente me sobra todo él, y no hubiera llorado si Smaug con su cálido aliento le hubiera chamuscado las orejas en Cuidad del Lago.

 Por otro lado el descenso a su infierno interior de Thorin, enseñándonos su lado oscuro, el sabio Balin (ese enano me ha ganado de todas todas, quiero adoptarlo de padre) Y el generoso Bilbo, me arrebatan. La batalla, muy épica se me hacer larga, los orcos, trolls, enanos montados en cabras son estupendos, por cierto los animales son increíblemente chulos, menudo alce gigante que cabalga Thranduil (el marimoñas).


 Y de nuevo las legoladas, tomando protagonismo en la que sólo nos falta un mando de consola y ponerle una gorra roja para convertir a nuestro elfo en un Super Mario en escenas que hacen reir y alargan el metraje sobremanera, pero no aburren. Y el episodio romántico que ya se veía venir y que provoca lágrimas, y hasta llegas a empatizar con la sufridora elfa enamorada (y eso que a mí me caía gorda, gordísima).Es una película entretenida, se deja ver, a mí no me aburrió y a pesar de todo soporté bien los 144 minutos.

 Los créditos finales son preciosos  con música de Billy Boyd, nuestro  Peregrin Tuck ,Pippin. al que añoro mucho.

El broche final de la película me reconcilia con Peter Jackson, y me provoca unas ganas locas de empalmar con la trilogía del señor de los Anillos.  Aunque esta del Hobbit  no sea la mejor trilogía, a mí me gusta. me divierte y la disfruto.
Sé que a los puristas les hierve la sangre y que algunos se habrán arrepentido de ver esta trilogía y estarán deseando olvidarla cuanto antes. Pero yo no. Yo la amo, al menos un poco.


Fotos de Google.

PINTEREST