Mostrando entradas con la etiqueta cine. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta cine. Mostrar todas las entradas

miércoles, 13 de agosto de 2014

Zurdos de cine

Hoy es el día internacional del zurdo, y yo como zurda de pro lo quiero celebrar ¿Y por qué no? ¿acaso hay un día del diestro? Pues no que yo sepa, pero como los zurdos somos minoría y tenemos que adaptarnos a un mundo que para nosotros se hace un poco más difícil bien merece la pena celebrar el logro, por el esfuerzo extra que tenemos que hacer. Y yo lo quiero celebrar con una de mis aficiones favoritas: El cine.

En el mundo del arte hay muchos zurdos, por eso de que el hemisferio derecho que es el que predomina en los zurdos es el hemisferio de las lenguas y las artes, y en el séptimo arte no va a ser menos.Yo voy a hacer una enumeración de zurdos que seguro que a todos os suenan.



Quiero empezar con una curiosidad cinematográfica. La pelicula "El Zurdo"(1958) del director Arthur Penn protagonizada por Paul Newman es un western que se basa en la vida de Billy el Niño, en la creencia de que éste era zurdo. Esta creencia se basa en una fotografía que existe en la que se ve a Billy el Niño empuñando un arma con la mano izquierda. Pues parece ser que esa fotografía se había revelado en modo espejo, y que Billy el Niño no era zurdo, y lo mejor Paul Newman tampoco.

El que sí  era zurdo era Cary Grant, podemos verlo en muchas películas escribiendo o tomando objetos con su "mano buena", al igual que Brad Pitt y Angelina Jolie, pareja de zurdos famosos. Aunque Brad Pitt tiene la condición de ambidiestro, por lo que podemos verle firmar autógrafos con cualquiera de sus dos manos

Una ex pareja que también compartía zurdera además de profesión eran  Tom Cruise y Nicole Kidman.
Otro zurdo al que yo admiro mucho es Bruce Willis, mi favorito. Al igual que Julia Roberts y Keanu Reeves no disimulan su zurdera.


 También hay algún zurdo "renegado" en el cine, por ejemplo, Robert de Niro que utiliza mucho la mano derecha aunque sus tendencias son mas de izquierdas, al igual que  Silvester Stallone también zurdo,aunque firma con la mano derecha.

Luego tenemos a  los "falsos zurdos" que también hay unos cuantos en el mundo del estrellato, como Jim Carrey.

 Y para acabar una curiosidad sobre una  serie de televisión, que está casi en la misma categoría que el cine.

El personaje Arya Stark en los libros es zurda, y la actriz Maisie  Williams  se empeñó en tomar clases de esgrima con su mano izquierda a pesar de que ella es diestra, aunque los guionistas no lo exigían, pensaban que era un detalle sin importancia.


Fotos y videos de :
Google y YouTube

viernes, 27 de diciembre de 2013

Mis pelis de Navidad



Mis mejores recuerdos de cine están ligados a estas fechas. Cuando era pequeña era un ritual, en el día de Navidad, después de la comida familiar ir al cine con mi hermana mayor o con mi tío. Pero las películas de aquella época no son mis favoritas en este TOP 10 de películas de Navidad.

Yo he elegido un top 10 particular, no tienen por qué ser películas específicas de Navidad si no que a mí me la recuerdan. Para mi lista he elegido estas:

10- CAZAFANTASMAS (1984) Con Bill Murray, Sigourney Weaver, Rick Moranis, Dan Aykroid, Harold Ramis. La primera de la saga, no recuerdo si realmente ocurre en Navidad pero a mí particularmente me parece una peli de Navidad llena de humor y fantasmas. Una peli que yo disfruté mucho en su momento y que mis hijos odian.



9-SOLO EN CASA (1990) Con Macaulay Culkin, Joe Pesci, Daniel Stern. Después de un repentino corte de luz, la familia de Kevin sale de viaje dejándole olvidado en el desván. El pequeño Kevin se queda sólo en casa... Las aventuras de este pequeño "terrorista". Una peli muy divertida y en la que los malos sufren mucho que supuso para este niño de ocho años la fama y el comienzo de una vida que le ha llevado a perder el norte hasta conducirle al patetismo.



8-EL CASTAÑAZO (1977) Con Paul Newman, Michael Ontkean, Lindsay Crowse, Jennifer Warren. No es una película navideña, pero el ambiente frío de la pista de hockey sobre hielo me recuerda a la Navidad.Una peli que como su nombre indica, está llena de mamporros, violencia, antideportividad y juego sucio, pero que si no te asustan los golpes vas a disfrutar muchísimo y te vas a reír. No tengas miedo a la fecha de estreno, pues aunque sea setentera Paul Newman está colosal y muy guapo. Recomendable.



7-SISTER ACT (1992) ¿Peli navideña? Pues me parece que no, pero la han puesto tantas veces en la tele que al final ha terminado convirtiéndose en una del género. Comedia en la que una cantante del tres al cuarto de Las Vegas es incluida en un programa de protección de testigos y metida en un convento en el que acaba revolucionado a las monjas y con un bonito repertorio musical. Muy entretenida y familiar.



6-BIG (1988) Con Tom Hanks. Harto de sus trece años y de que nadie le haga caso un día Josh pide un deseo en un puesto de feria con una vieja máquina de los deseos. Al día siguiente se despierta convertido en adulto y tiene que vivir como tal, sin tener ninguna experiencia, lo que le supone bastantes quebraderos de cabeza. Hace muchísimo que no revisiono esta peli, pero tengo el recuerdo de la tienda de juguetes y sólo por eso ya merece estar en mi Top 10 de películas navideñas. Con un Tom Hanks jovencísimo que ya prometía que se iba a convertir en toda una estrella de la pantalla.


5-GREMLINS (1985)En una selección de pelis navideñas no puede faltar la historia del pequeño Gizmo y sus hermanos los gremlins, que no pueden comer despúes de media noche, no se pueden mojar y no les debe dar la luz del sol. Esta peli ya es un clásico para disfrutar cada Navidad y que  a todos los niños que yo conozco les encanta. Lo curioso es que la calificación de edad es su estreno era para mayores de 13. Pero la disfrutas a cualquier edad.



4-LOS FANTASMAS ATACAN AL JEFE (1988) En una reversión del cuento de Navidad de Dickens muy ochentera Bill Murray nos presenta a un ejecutivo de la televisión sin escrúpulos que es capaz de despedir a sus empleados en Nochebuena. Puede que no sea un peliculón, pero me parece una visión más que aceptable y entretenida del cuento de Dickens y su señor Scrooge, uno de los personajes más malvados de la Navidad y que merece que le visiten todos sus fantasmas.


3-UN PADRE EN APUROS (1996) Arnold Schuarzenegger. Puede que no sea la mejor película de Schuarzenegger pero a mi me parece una película divertidísima para ver en Navidad. Hace unos días la pusieron en la tele y a pesar de que mis hijos estuvieron echando pestes de la película todo el tiempo no perdieron detalle. Y es que la rocambolesca historia de este padre y lo que tiene que hacer para conseguir un muñeco Turboman para su hijo entretiene y divierte. Puede que sea una peli de palomitas, pero para mí se ha ganado este tercer puesto.


2-EDUARDO MANOSTIJERAS (1990) Con Johnny Depp y Winona Ryder. Un cuento preciosísimo que no puede faltar en Navidad y que fue un regalo de Tim Burton al mundo. Como podéis ver no soy nada imparcial, pero es que Eduardo, el chico-monstruo con manos cortantes me llegó al corazón la primera vez que le vi, y sigue haciéndolo después de tantos años. Mi peli favorita de Burton, aunque Bitelchús le pisa los talones. Pero para elección navideña me quedo con este joven Johnny Depp  de cara cortada y mirada triste y que consigue sacarme la lagrimilla cada vez que la veo. La BSO de Danny Elfman es lo más bonito que he escuchado en mi vida.


1-LA JUNGLA DE CRISTAL (1988) He elegido esta película para el número 1 porque se lo ha ganado a pulso. No recuerdo si antes de verla por primera vez era fan de Bruce Willis, pero si no lo era, me convertí en fan incondicional después de verla. Para mi John McClane se ha convertido en un semidios, y mis referentes a ella son constantes. Salvar el Nakatomi Plaza le convirtió en uno de los personajes más queridos del cine, el hombre de acción con más cerebro que músculo, con sus camiseta sucia y repartiendo estopa a los malos.Aunque me gusta toda la saga esta primera peli, que volví a visionar hace unos días siempre será mi favorita, con un elenco estupendo tanto de buenos, como de malos y la mítica frase que todos recordamos " Yipikaye hijo de puta".



Me dejo fuera muchas películas, quizás la próxima Navidad podamos hacer un continuará...

Información y vídeos de:
http://www.youtube.com/
http://www.filmaffinity.com




domingo, 15 de diciembre de 2013

La desolación de Smaug (como sacarse una peli de la manga en tres pasos)

Anoche fui al cine a ver la tan esperada segunda parte de El Hobbit. Empezaré diciendo que salí encantada, entusiasmada, y que sin duda es una de mis pelis favoritas.
Visualmente es espectacular, preciosa. La ambientación, los efectos, los paisajes, el ritmo... Quiero verla otra vez porque no me cansa.

Aunque como todo en la vida nada es perfecto. Y hay mucho que decir al respecto. Conste mi admiración por el trabajo que ha hecho Peter Jackson por la recreación de la Tierra Media, de los personajes, de las criaturas. Aún recuerdo la sensación que tuve ante el primer fotograma de El señor de los anillos cuando aparece la casa de Bilbo y pensé: "Oh Dios mío, pero si es que es igualita a como me la había imaginado!" desde ese momento se ganó mi respeto porque si alguien había podido poner en imágenes lo que yo había dibujado en mi cabeza se lo merecía, incondicionalmente.

Pasé por alto los lapsus de guión, inventándose cosas que no aparecían, la desaparición de personajes como Tom Bombadil el ser más antiguo de la Tierra Media, que hablaba en verso. Porque en el conjunto me parecía una trilogía soberbia, que después de verla en su versión extendida aún ganó muchísimo más.

Cuando se dijo que iba a rodar El Hobbit mi entusiasmo creció, no podía decepcionar. El problema es convertir El Hobbit en una trilogía, por eso de la visión comercial. Para convertir este libro de poco más de 300 páginas en tres pelis de casi tres horas cada una hay que meterle mucha morralla, relleno a saco y estirar el chicle lo que se pueda.
Así pasó en El Hobbit, estirando escenas al máximo, dándole minutaje a escenas que tampoco es que le dieran más interés a la trama.

En la desolación de Smaug que es francamente mucho más entretenida que El Hobbit, con un ritmo trepidante hace lo mismo, si no tiene con qué llenar metraje se lo inventa, pero para darle vidilla lo que hace es sacarse personajes de la manga, como Tauriel, la elfa silvana que en el libro no existe, y que le hace ojitos a Kili (los celos me corroen), lo que convierte a Légolas en un pagafantas, porque se supone que es la elfa de sus amores. ¿Historias de amor en el Hobbit? Pues eso nos quieren colar, si será un amor platónico o habrá rollito lo veremos en la próxima entrega, pero sea lo que sea no habrá final feliz, estáis avisados.

Los elfos del bosque negro cobran mucho protagonismo en la huída de los enanos en los barriles, todo un espectáculo de malabarismo, volteretas, técnicas de lucha y ritmo, a veces difícil de seguir por la rapidez de las escenas,y una de las  partes más divertidas de la película. Hasta incluso Légolas hace un intento de marcarse un "Van Damme" sobre los barriles, si la has visto ya sabrás de qué te hablo. Por cierto que a Légolas se le nota la edad y eso no hay CGI que lo disimule.

Esa comunidad capitaneada por Thranduil, el rey silvano con más pluma de Gerges en 300, con aspecto de Barbie de pelo planchado que seguro se calza unas buenas plataformas bajo su precioso vestido de azul y plata, al que le gusta el oro y la opulencia y que deja a los elfos silvanos bastante mal. Qué poco tiene que ver este rey elfo con la dama Galadriel.

Smaug, el grande, el coloso, me ha ganado el corazón con su voz sensual, y su maldad. Cierto que me lo imaginaba mucho más grande, pero en las profundidades de Erebor, rodeado de tesoros parece menos terrible, dan ganas de adoptarlo como mascota si no te importa que te incendie las cortinas con su aliento de fuego. Promete dar mucho juego en la próxima entrega.

Respecto a los enanos siempre han sido mis favoritos, brutos, divertidos, con Balin el sabio al que amo profundamente aunque he de decir que Thorin empieza a caerme un poco gordo, el peso de la responsabilidad es tan grande que en ocasiones me resulta borde e intransigente. Pero sin duda el mediano Bilbo Bolsón encarnado por Martin Freeman es la estrella. Me gusta mucho más este Bilbo que el que yo había imaginado durante años, inteligente, valiente, altruista y con un corazón tan grande que le hace crecer por momentos.


Me faltan historias y personajes que comentar, pero aún estoy en plena digestión de palomitas o sea que lo voy a dejar aquí.

Mi conclusión: He disfrutado como una enana y nunca mejor empleada esta expresión.
Mi recomendación: Si eres un hobbitólogo fundamentalista tómate un par de tilas antes de ir a verla que te van a hacer falta, después fúmate una buena pipa con hierba de la Comarca y disfruta del espectáculo.


Imágenes: Google.



lunes, 23 de septiembre de 2013

Rizando el rizo

De pequeña mi mayor sueño era tener un juego de peluquería de la Señorita Pepis.
Ver  en los anuncios de juguetes aquel secador y aquellos rulos era transportarme al paraíso, porque como a toda niña lo de lavar y peinar  muñecas es algo que se lleva en el ADN.


 Me manejaba bastante bien con la tijera, al menos eso me parecía a mí, y mis decenas de muñecas son testigo de ello, raro era la que acababa el año con el pelo intacto.

Bien, unos cuantos años después aquí estoy, con mis rulos, y mis tijeras aprendiendo a rizar rizos, a cortar melenas, teñir, peinar, cardar, marcar y lo que haga falta.

Porque nunca es tarde, al menos eso me parece a mí, aunque si es verdad que a estas alturas debo ser una alumna excelente, aprender rápido y practicar mucho porque no me puedo permitir el lujo de perder un tiempo precioso que empieza a ponerse a la contra.

Hay quien, cuando digo que empiezo ahora a estudiar peluquería se asusta, porque piensan que se me ha pasado el arroz. Puede ser, pero si no lo intento nunca lo sabré, y en cualquier caso el saber no ocupa lugar ¿no os parece?
En casa somos dos en el empeño de dedicarnos a esto del pelo, y el sueño es poder tener un pequeño Salón de peluquería en el futuro, y como soñar es gratis y a mi me gustan los retos no pienso rendirme.

Ahora lo urgente es poder guardar las docenas de rulos, bigudies, cepillos y peines que me han dado en la Academia de la forma más ordenada posible y para eso me estoy haciendo unos cuantos neceseres reciclando un viejo pantalón con estampado tigre blanco que no pienso usar y una falda de polipiel roja que me quedó estrecha, cerrandolos con velcro.

Ya estoy preparada  para la batalla de rulos, solo tenéis que sentaros en el tocador que la laca la pongo yo. Nadie puede parar mi ritmo.


Fotosy video de Google, YouTube y El rincón de los trastos.

domingo, 8 de septiembre de 2013

Mis puzzles y El Atlas de las nubes

Mi afición por los puzzles ha sido una afición tardía. De pequeña los odiaba, no tenía la paciencia ni la curiosidad necesaria que se requería para ello y pensar que tenía que pasarme una o dos horas sentada intentando darle sentido a aquellas  piezas esparcidas por la mesa me sacaba de quicio.


galletas puzzle

No fue hasta que volví a hacerlos con mis propios hijos que empecé a encontrarle el gusto, hasta el punto que ellos empezaban conmigo y a los diez minutos se iban y yo me quedaba montando piezas durante horas.

No hay reglas para montar un puzzle, que yo sepa. Hay quien separa las piezas por colores, la mayoría montamos los bordes primero y luego vamos buscando algún referente familiar y lo situamos en la zona esperando encontrar la otra pieza que encaje y empiece a tomar forma.
El puzzle más grande del mundo

El puzzle más pequeño del mundo
Los únicos trucos son: paciencia, tiempo y una buena alfombra ( tapete de puzzles)  para guardarlos si te cansas para evitar que un pasatiempos agradable acabe convirtiéndose en una tortura.

Porque el ritmo lo pones tú, no se trata de competir a ver quien es más rápido, sino de disfrutar y descubrir los detalles que esconde cada pieza,  saborear lo que estás creando con tu esfuerzo y tu tiempo y disfrutarlo. tengo un puzzle a falta de un centenar de piezas esperando ese momento en que me decida a terminarlo y  que pronto llegará.

La mayor colección de puzzles del mundo, propiedad
 de Gina Lacuna, empresaria filipina.
¿Qué hacer con un puzzle cuando está completo? casi todo el mundo lo pega y lo enmarca, lo que supone una casa llena de ellos, o repartidos por las casas de la familia y los conocidos, quien sabe si alguien los vende... A mi me gusta admirarlos durante un rato y desmontarlos, porque lo efímero de la creación frente al esfuerzo que me ha supuesto montarlo es algo que me atrae mucho, valorar el camino, no el resultado.

Y si alguna pieza se pierde y se queda el puzzle incompleto no lo tires, siempre puedes utilizar las piezas para hacer alguna manualidad que puede quedar ingeniosa


.
 Como quería unir mi afición por los puzzles con mi pasión por el cine he elegido una película que para mí es un puzzle en sí misma. El Atlas de las Nubes. De los hermanos Wachowski y Tom Tykwer.


 No es una película fácil, como un puzzle  requiere del esfuerzo del espectador y de su paciencia, ofreciendo varias historias entrelazadas que durante la primera hora de metraje son escenas sueltas, sin sentido, como si de piezas de puzzle se tratase. Historias del pasado, el presente y el futuro, que te van mostrando hilos, y que interpretan los mismos actores por lo que si no estás atento puedes confundir unas con otras. No es una peli para los que aman el cine con inicio-trama-desenlace , sino más bien una película de sofá, para ver tranquilo, sin espectativas y dejarte llevar por cada una de las historias que te presenta.

 Si lo consigues y entras en ellas descubres una joya, en las que el amor, la solidaridad, el sacrificio personal, la rebeldía contra el sistema establecido  te atrapa.Y con cierto mensaje místico de reencarnación, donde te dice que la muerte es un comienzo.

Se rebela contra todo, el sexo, la religión, la política , los lobbys que dominan el mercado.
“Tienes que hacer lo que no puedes dejar de hacer”



A mí me pareció una película sublime una vez armado todo el puzzle, aunque las críticas han sido muy discretas, imagino que eso de hacer trabajar al espectador no es fácil ni para los profesionales del género crítico.

PINTEREST