Mostrando entradas con la etiqueta niños. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta niños. Mostrar todas las entradas

sábado, 4 de mayo de 2013

Soy madre, soy hija

Hace unos días recibí un wassapp de una amiga que ha sido madre recientemente, está en ese punto de caramelo para las madres, en las que se emociona cada vez que ve a su niña un gesto sonriente, un renocimiento de su voz, los que sois padres ya sabéis cual es ese punto que os digo. En el que la palabra MADRE adquiere una dimensión que hasta ahora no tenía.

Al final del mensaje decía pásalo, y es lo que yo voy a hacer, pero no por wassapp lo voy a poner aquí porque es tan bonito que también merece su espacio.
" ¿ Quien es tu mamá?
- Mamá es esa señora que lleva en el bolso un pañuelo con mis mocos, un paquete de toallitas, un chupete y un pañal de emergencia.
 -Mamá es ese cohete tan rápido que va por casa disparado y que está en todas partes al mismo tiempo.
-Mamá es esa malabarista que pone lavadoras con el abrigo puesto mientras abre la puerta al gato con la otra, sosteniendo el correo con la barbilla y apartándome del cubo de la basura con el pie.
 -Mamá es esa maga que puede hacer desaparecer lágrimas de un beso.
-Mamá es esa forzuda capaz de coger  en un solo brazo mis quince kilos mientras que con el otro entra el carro lleno de  compra.
 -Mamá es esa campeona de atletismo capaz de llegar en décimas de segundo de 0 a 100 para evitar que me descuerne por las escaleras.
-Mamá es esa heroína que vence a mis pesadillas con una caricia. 
 -Mamá es esa señora con el pelo de dos colores, que dice que en cuanto tenga un rato, solo otro, irá a la pelu.
-Mamá es ese cuentacuentos que lee e inventa las historias más divertidas solo para mí.
-Mamá es esa chef que es capaz de hacerme una cena riquísima con
dos tonterías que quedaban en la nevera  porque se le olvidó de comprar, aunque no quede nada para ella.
-Mamá es ese médico que solo con mirarme sabe si tengo fiebre, cuanta y lo que tiene que hacer 
-Mamá es esa economista que es capaz de ponerse ropa de hace cientos de años para que yo vaya bien guapo.
-Mamá es esa cantante que todas las noches canta la canción más dulce mietras me acuna un ratito.-Mamá es esa payasa que hace que me tronche de risa con solo mover la cara.
 -Mamá es esa sonámbula que puede levantarse dormida a las 4 de la mañana, mirar si me he hecho pis, cambiarme el pañal, darme jarabe para la tos, un poco de agua, ponerme el chupete, todo a oscuras y sin despertarse.
¿La ves? ¡Es aquella, la más guapa, la que sonríe!... ¡tu!"
Para todas esas madres, padres-madres y madres-padres de este mundo. Feliz Día!
Yo os presento a la mejor, la más guapa, la más lista, la más luchadora, la que ha hecho de mí mejor persona y me ha ayudado a crecer. Es Carmen. Mi madre.


Fotos de Google y El rincón de los trastos. Texto de Wassapp de Yolanda.


martes, 4 de diciembre de 2012

Rubí la osa defectuosa.

Hoy es el día internacional de las personas con discapacidad. Se celebra para hacer visibles las barreras sociales y urbanas a las que tienen que enfrentarse día a día. Es un colectivo que puede ofrecer mucho, pero depende de todos que esas barreras se superen. Para todos ellos mi apoyo, esta es una lucha de todos. Ánimos!

lunes, 8 de octubre de 2012

Supercalifragilisticoespialidoso

Es lo que canto todas las mañanas cuando voy a trabajar. Y es que yo soy como Mary Poppins, una institutriz. Quiero reivindicar la palabra, que tan mala fama obtuvo por la desgraciada relación de la Srta. Rottenmeier con Heidi. Todos la odiamos, pero es que no es nada fácil intentar domar a un potrillo salvaje sin modales, eso sí, con buen corazón.



¿Nadie ha intentado comprender a la señorita Rottenmeier? Yo cada día la entiendo más, y sin ser tan estirada como ella, sé lo que es contar hasta diez una y otra vez hasta que acaba el día.

Los niños deberían venir con los modales puestos de serie, pero por desgracia no es así, con lo cual cada día me tengo que enfundar mi traje de Supernani, coger el capote y empezar a torear con el humor de cada uno de mis pupilos, que son tan diferentes como Saturno, Plutón y Júpiter aunque sean del mismo Sistema Solar. A veces las peleas pueden convertirse en batallas que ni el mismísimo Leónidas con sus 300 espartanos sería capaz de mediar entre ellos, pero entonces llega SuperMary Poppins con su espada justiciera (esto es: ni para ti, ni para el otro, juguete confiscado) y se acabaron los problemas.



El que inventó el reloj ni tenía niños ni los había visto en la vida, si hubiera sido así hubiera sabido que ellos tienen su propia medida del tiempo que es cambiante dependiendo de la tarea que hay que hacer, con lo cual diez minutos puede ser el tiempo  que tardas en pestañear o toda la Era Jurásica completa.Un ejemplo: " Tienes diez minutos para ver la tele" se les pasa en un suspiro, evidentemente hay protestas, porque "acababan de encenderla". Pero si dices "aún quedan diez minutos para acabar los deberes" son los diez minutos más largos de su vida.





No soy maestra, ni pediatra, ni madre de los niños que cuido, soy un poco de cada cosa. Y es que para ser institutriz hay que tener un poco de mano izquierda. La dulzura de la Señora Doubtfire, que supo ganarse la confianza de los niños con sus historias y  la paciencia de la novicia María Von Trapp, que pudo lidiar con los siete niños gracias a las canciones (y es que eso de que la música amansa las fieras es verdad). Y canto, ya lo creo que canto, y bailo. A veces la polka, a veces un bals, otras break dance y muchas veces me toca ir al ritmo de la musiquilla de Benny Hill persiguiendo a mis pequeños monstruos. Es agotador.




Lo bueno es que en ocasiones ves que no todo cae en saco roto, y si observas como el que no quiere la cosa, te das cuenta de que todos los cuentos contados, las observaciones sobre el mundo que has hecho, las reprimendas,  las pequeñas lecciones que vas dando de alguna manera están en esas cabecitas y que a veces salen cuando menos te lo esperas, entonces te das cuenta de que todo va bien, y de que a pesar de los disgustos y el esfuerzo la magia funciona, y las píldoras de sabiduría con azúcar entran bien y se asimilan. Por eso me gusta ser institutriz.


Fotos  y video extraídos de Google y YouTube

lunes, 13 de agosto de 2012

De tal palo,.. tal niño friki





Si algo hace que un padre se sienta orgulloso son sus retoños, y si además ese  padre es un friki rematado con más razón por que vuelca en el niño todos sus  anhelos y esperanzas de que el pequeño acabe heredando su  legado friki convirtiéndolo en su particular monstruo de Frankenstein. Todos lo hemos hecho y así seguirá siendo hasta el final de los tiempos. Pero es que son tan adorables, tan frágiles que nos sentimos tentados de convertirlos en nuestros muñecos doomies y  además con el pecho hinchado de orgullo, porque si nosotros somos frikis nuestro niño más.  Puede que cuando crezcan y se vean sufran  traumas insuperables, pero  ¿Y lo que nosotros hemos disfrutado? Si el trabajo se ha hecho bien, os aseguro que  en su etapa  de adolescencia os lo agradecerán, porque habréis hecho de ellos unos frikis de pro, y si no... al menos se ha intentado.
  Espero que os guste la galería que os  he preparado. No son todos , porque parece ser que los padres frikis somos legión.








viernes, 10 de agosto de 2012

Los juguetes mutantes de Sid












Soy de las que piensan que Toy Story es la mejor saga de animación que se ha hecho nunca. Todos hemos sido niños y por eso nos identificamos tanto con estas historias de juego y de juguetes.

Hace unos días tenía un debate curioso en casa, y os lo quiero plantear. ¿Es realmente Sid un niño malo? Entiendo que desde el punto de vista de un juguete sea como Godzilla, un monstruo carnicero, pero si me pongo en su lugar realmente pienso que es un niño feliz. A lo mejor me gano unos cuantos enemigos con esto. Pero pensad  ¿quien no ha hecho estragos con sus juguetes? ¿quien no ha pillado una tijera y ha dejado a su Barbie medio calva por eso de jugar a peluqueras o ha pintado sus muñecos con rotulador? Yo era una niña feliz, me encantaba jugar pero era el terror de las Nancys de mi época. La que no acabó calva, acabó "maquillada" de una manera muy original, con piercings o con vestidos hechos de trapos y basurillas. Mi hijo siempre ha sido muy aficionado a morderlo todo, con lo cual muchos de sus Playmobils están cojos, mutilados y amputados.Pero eso no quiere decir que sea un monstruo, si no que juega con ellos.

 Hay niños convencionales, que juegan con cada elemento de la forma "correcta", niños coleccionistas, que tienen montones de juguetes en perfectas condiciones porque en lugar de jugar los tienen de objetos de decoración y niños "destroyer" que destrozan los juguetes a base de usarlos. Ese es Sid. Un niño destrozón con un extra de imaginación, porque si es capaz de hacer esos inventos, ese niño es un puntazo. 

Qué queréis que os diga, yo prefiero un niño con esa imaginación  desbordante que uno que no juegue. Y los juguetes mutantes de Sid... los quiero para mi colección de monstruos

Fotos: Google


PINTEREST